Rehabilitación

(*)“En 1450, el Cabildo arrienda la casa que tenía el Capellán Gonzalo Rodríguez Garuanço al bachiller Alfón González por una suma de 660 maravedíes. En 1481 la tienen Diego del Valle y su hermana que reciben del Cabildo la autorización para venderla al canónigo Marcos Días de Mondéjar. En 1490 tenía la casa Catalina Suárez, madre y tutora de Antonio Días de Mondéjar. La casa se elevaba entre unas casas de la Capilla de Don Pedro Tenorio y una casa perteneciente al monasterio de Santo Domingo “El Viejo”. (*)

 

Después de posteriores usos es comprada en el año 1979 por Manuel Sánchez Nieto, padre del actual propietario,  realizando la rehabilitación integral de la misma debido a su estado ruinoso, convirtiéndose desde entonces en vivienda familiar hasta el año 2001. En el año 2002 se procede a una segunda rehabilitación, esta vez sólo de los interiores, convirtiéndose así la antigua propiedad familiar en La Posada de Manolo.”

 

(*) Información extraída de “Casas y casas principales urbanas. El espacio doméstico de Toledo a finales de la Edad Media”. Autor: Jean Passini Toledo UCLM 2004