Un rincón para descubrir la magia de Toledo

La Posada de Manolo es un acogedor hotel familiar ubicado en el centro histórico de Toledo desde el que podrá visitar a pie la ciudad, Patrimonio de la Humanidad. Este hotel original y de cuidada decoración fusiona lo tradicional y lo moderno para la comodidad y el descanso de sus clientes.

Ubicado en un edificio completamente rehabilitado, sus habitaciones están distribuidas en tres plantas ambientadas en las tres culturas que convivieron en la ciudad (árabe, judía y cristiana) y tiene unas maravillosas vistas a la Catedral, el Seminario Mayor y Los Cigarrales desde cualquiera de sus dos terrazas. La Posada de Manolo es, sin duda, la elección más auténtica, familiar y acogedora para su estancia en Toledo.